Usted está aquí

Miércoles, Noviembre 18, 2009 - 00:00

 

Un nuevo ejemplar de delfín mular (Tursiops truncatus), ha nacido en las piscinas del delfinario del Zoo Aquarium de Madrid el pasado 20 de octubre. Es la tercera cría que nace este año y ya ha cumplido un mes de edad, el periodo más crítico y difícil en la vida de estos cetáceos. Los delfines se pueden reproducir desde su sexto año de vida, y la gestación  se prolonga durante un año. Durante las primeras semanas, el pequeño delfín debe permanecer en todo momento junto a su madre, para obtener alimento, protección y sus primeras enseñanzas del entorno. Los delfines, como animales altamente sociales que son, necesitan de la estructura del grupo para su supervivencia. No obstante, los nacimientos tienen lugar cuando la madre se separa del grupo, y en el delfinario ocurren en el entorno más tranquilo y amplio posible, la piscina principal, donde sólo permanecen la madre parturiente y en algunas ocasiones, como ahora, una hembra adulta.

La nueva cría, "Noa", flanqueada por su madre "Lala" y por "Guarina"

Lala y cría 2oct09 reducida

Tras este mes de tranquilidad, se ha reiniciado la actividad habitual en el delfinario, y las exhibiciones pueden contemplarse de nuevo con normalidad. Mientras tienen lugar en la piscina principal, “Lala” y su cría permanecen en las piscinas interiores; pronto comenzarán las presentaciones, de forma paulatina. Su padre, “Tritón”, y el resto de los componentes del grupo, tres hembras adultas y dos crías, se irán uniendo progresivamente hasta conseguir la integración completa, al cabo de unos dos meses.