Usted está aquí

  • Detenido uno de los mayores traficantes de cuerno de rinoceronte
Lunes, Mayo 29, 2017 - 17:00

Nos alegra compartir esta importante noticia de Save the Rhino sobre la detención de Nguyen Mau Chien, el supuesto líder de una importante red de tráfico de cuerno del rinoceronte, marfil, tigres y otros productos ilegales de fauna silvestre en Vietnam.

El arresto se produjo el pasado 27 de abril, tras una larga investigación y vigilancia policial de sus operaciones. Esa mañana, las autoridades localizaron 33 kilos de cuerno de rinoceronte en la estación de tren de Tin Tuc, en Hanoi y arrestaron a dos miembros de su red de tráfico. Más tarde, ese mismo día, el departamento de anti contrabando de la Policía y las autoridades locales irrumpieron en la casa de Chien, en Hanoi, donde este fue detenido. En el lugar, decomisaron otros 3 kilos de cuerno de rinoceronte, marfil sin tratar, pieles de león, crías de tigre congeladas y otros productos de vida silvestre.

Desde Save the Rhino, felicitan a todas las personas implicadas en esta operación por su dedicación y esfuerzo y destacan la importancia del claro mensaje que envía a los traficantes de vida silvestre: Vietnam no acepta este tipo de comportamiento criminal y está dispuesto a cumplir con sus obligaciones internacionales en la lucha contra este crimen.

De 2015 a 2016 se han confiscado varias toneladas de cuchillos de marfil, cuerno de rinoceronte y pangolín en los principales puertos de Vietnam. Se cree que estos productos y varios casos aún abiertos en África están vinculados a la red de Chien.

Desde Zoo Aquarium de Madrid colaboramos con el programa de conservación in situ del rinoceronte blanco, aportando fondos a través de la Fundación Parques Reunidos, a la reserva de uMkhuze, en Sudáfrica, para ayudar a proteger a la población amenazada de rinocerontes blancos y negros que habitan en ella suministrando con equipamiento de vigilancia y defensa a los rangers que velan por esta maravillosa especie.

Fuente de la información: Save the rhino

Imagen: SRI, Save the Rhino