Usted está aquí

El Viejo Continente es una de las regiones templadas de la Tierra -junto con el sudeste asiático y parte de Norteamérica-, de climas suaves y agradables en muchos de sus territorios. En la frontera más occidental existe una variante oceánica o atlántica, mientras que la continental es la que define Europa Central y Oriental (así como el Mediterráneo). Abundan los bosques caducifolios (con robles, hayas, coníferas, pinos); la tundra y la taiga, por otro lado, son paisajes propios de Escandinavia y Rusia, respectivamente. En este contexto hallamos los animales en Europa del Zoo Aquarium de Madrid, que van desde el imprevisible Oso pardo al Gamo, el Alce o el Nilgo. Variantes europeas como los visones y los linces. E incluso especies ibéricas como la Cabra hispánica y el Ciervo español.

Nuestro continente posee una fauna continental formada por animales domésticos y otras especies más fieras (zorros, jabalíes, etcétera), si bien cuenta además con abundantes peces. O aves conocidas por sus habilidades buceadoras, como el Porrón moñudo (Aythya fuligula), variedad de porrón muy extendida que también vive en Asia. Entre las especies que exhibe el Zoo de Madrid está el Pigargo Europeo, localizado en buena parte de nuestros cielos (aunque llega alcanzar Islandia, Groenlandia y el norte asiático).